Volver a Página de Inicio

* Prensa *

Revise reportajes, entrevistas y notas que distintos medios han realizado sobre Copihue... Desde 2003 a la fecha, Copihue ha tenido una amplia cobertura y difusión...

Foto Carrito Mote con Huesillos

La “Bebida de Chile” se reparte en las principales calles del Centro

03-11-2003

No llegaron de la noche a la mañana con sus máquinas móviles a instalarse en el centro de la ciudad. Estos carritos nuevos de toldo azul cuya leyenda en letras azules dice “Copihue S.A.” son el reflejo de una trayectoria de más de 60 años de antigüedad. En los calurosos días de verano, el “rico mote con huesillos” sigue compitiendo con discreta dignidad el espacio invadido por todo tipo de refrescos y helados.

Antes de convertirse en la empresa líder del rubro, era el Sindicato de Vendedores de Maní y Mote con Huesillos, organización que logró hace más de 40 años conseguir las patentes que hoy les permiten funcionar. Copihue, empresa formada en el año 1978 por 46 miembros del sindicato, vende jugo de huesillo a sus socios y a todo el que quiera comprar.

A diferencia de otros huesilleros, los socios de Copihue cuentan con la seguridad que les da poseer sus patentes municipales. No dependen de la voluntad de la autoridad de turno. Durante los años 50 obtuvieron el derecho “de por vida” para trabajar con relativa tranquilidad, cuenta Hugo Henríquez, socio de la empresa. Relativa porque la patente les autoriza solo la venta de confites durante el invierno. Para vender huesillo en los veranos, en cambio, deben negociar cada año una autorización municipal. Hace un año están gestionando con la Municipalidad de Santiago para extender definitivamente la patente de confites al huesillo. La negociación va bien y mal, cuenta el empresario. “Bien, porque hay ánimo para solucionar los problemas, y mal porque cometimos el error de pedir tres cosas a la vez. Patente de huesillero para los que venden maní y viceversa, además una rebaja en las patentes para personas de la tercera edad. Es mejor irse despacio por las piedras”, afirma Hugo Henríquez.

Copihue sigue siendo la misma de entonces, ubicada en las instalaciones de siempre, en la comuna de Independencia. Don Hugo comenzó en el negocio cuando tenía 7 años, hoy tiene 56. Es dueño del carrito y se turna con otras personas para atender a los clientes. La mayoría de los puestos son atendidos por sus propios dueños. Algunos ya no están más, los ganó la vejez y
heredaron o simplemente vendieron. No se arroga el título del rey del rubro, ya que sus socios, venden el mismo producto producido en la fábrica común y que año tras año ofrece al público, siguiendo cuidadosamente la misma receta. No es secreta: consiste en una cantidad de tanto huesillo y otra tanta de agua, hervirla por tantos minutos, y listo. La verdadera receta es la persistencia y la dedicación. “Aquí estamos, después de tantos años, ofreciendo el rico mote con huesillo. Si nos ponen al lado de un carrito de bebidas o de helados, ka gente prefiere el heladísimo jugo del huesillo.

Difícil competencia A pesar de que el mote con huesillo es el rey de los refrescos en la calle, la venta ha bajado debido a la gran variedad de productos que están hoy en el mercado. Aun así, sostiene, el negocio les permite mantener a sus familias y, este año en que los socios no retiraron su cuota de utilidades de la fábrica, comenzaron a modernizarse. Consiguieron una nueva instalación, en la misma comuna.

Los carritos nuevos son 10, costaron aproximadamente cerca de $2.000.000.- cada uno, y poco a poco cada uno de los socios hará lo suyo para adquirirlos. Henríquez trabaja de lunes a viernes desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la noche, aunque cada socio es libre de trabajar los días que quiera. El carro nuevo luce flamante en la esquina más visitada de Chile, y aunque tiene ruedas, “la cosa no anda al lote”, indica don Hugo. Cada puestero tiene, por decreto, un lugar fijo donde funcionar. Así Henríquez “no se mueve ni un metro”; está desde hace 40 años en la esquina de Ahumada con Alameda. Y, aunque los tiempos de gloria en que se vendían 400 litros diarios promedio frente a los 100 litros actuales, pasaron, don Hugo no se queja ni se va al extranjero. Le han ofrecido llevar su experiencia de huesillero a Estados Unidos, pero a él “le gustan los porotos y no ser mandado de nadie”.

Las Últimas Noticias / Lunes 3 de noviembre de 2003 (Revista Mercado Mayorista Pág. 16)

Lastra 1209 - Independencia / Santiago • Chile | Fono: (56-2) 2737 88 03 / contacto@moteconhuesillos.cl

Nómade Comunicaciones